VIVIR LA FRATERNIDAD


El amor a Dios dirigido a los hermanos es la fraternidad. La prueba de que se ama a Dios es el amor a los hermanos. (1 Jn 4, 20)

El signo de que se aman a  los  últimos  es  dado  por  el  amor  existente  entre los  miembros  de  la  Comunidad.  La  fraternidad  es un  movimiento  del  ánimo  que  mana  del  amor  de Dios  difundido  en  nuestros  corazones  (Rm.  5,5)  y del amor de Dios que ama primero (1 Jn 4,19).
La fraternidad se realiza con la oración de los unos por los otros, con la ayuda recíproca, con la corrección fraterna  que  se  realiza  comunicando  al  hermano aquello que es causa de contrariedad con él. La  fraternidad  se  realiza  también  permaneciendo  juntos,  no  porque  seamos  buenos,  sino  porque el Señor en Su proyecto de amor nos ha llamado a recorrer el mismo camino de santificación. Fraternidad  y  pobreza  por  si  mismas  se  evocan recíprocamente.  Los  hermanos  tienen  como  lugar privilegiado de verificación, apoyo y reprensión, el núcleo.

Carta de Fundación

Done Ahora

Latest news
Iscriviti alla Newsletter IOCON
register
Desidero ricevere vostre comunicazioni e richieste personalizzate via email. Informativa Privacy

Loading…