Los países tienen la obligación legal de cumplir con los derechos humanos para todos, dando prioridad a los más vulnerables incluidos los que viven en la pobreza extrema.

Hoy en día casi la mitad de la población de los países en desarrollo vive en la pobreza extrema, y se le niega los derechos humanos fundamentales, como el derecho a un nivel de vida adecuado, incluyendo comida y alojamiento, el más alto nivel posible de salud física y mental y la educación.

Ellos son a menudo socialmente excluidos y marginados del poder político y de la toma de decisiones. Su derecho a participar en la vida pública es a menudo ignorado. La eliminación de la pobreza no es una cuestión de caridad, sino un problema apremiante de los derechos humanos. Los estados tienen la obligación legal de cumplir con los derechos humanos para todos, dando prioridad a los más vulnerables incluyendo los que viven en la pobreza extrema.

En 2001, el ex alto Comisionado de las Naciones Unidas sobre Derechos humanos (en la actualidad el Consejo de Derechos Humanos), hizo hincapié en la necesidad de desarrollar un conjunto de principios para la aplicación de las normas y estándares de derechos humanos existentes en la lucha contra la pobreza extrema. En respuesta, la antigua Subcomisión de Promoción y Protección de los Derechos Humanos ha nombrado a un grupo ad hoc de expertos para preparar el proyecto de principios guía acerca de la extrema pobreza y los derechos humanos (DGP).

La Asociación Comunidad Papa Juan XXIII está en red con ATD cuarto mundo (organismo coordinador de esta red) y otras 10 ONG en apoyo del DGP, importante instrumento internacional para luchar contra la pobreza extrema.

Documentos e intervenciones de la Comunidad

2012

2011

2010

Links en las páginas web de las Naciones Unidas

News



Done Ahora

Latest news
Iscriviti alla Newsletter IOCON
register
Desidero ricevere vostre comunicazioni e richieste personalizzate via email. Informativa Privacy

Loading…