“Para criar a un niño se necesita toda una aldea”  Refrán africano

En especial para niños que sufren la injusticia social y la incapacidad de los adultos, se necesita una red fuerte, una capacidad viva de apoyo y el amplio aliento de toda una aldea para devolver la seguridad y acompañar en el camino de la vida. Existen numerosos casos de familias y casas familia que viven cerca, compartiendo algunos momentos del día o de la semana así como el compromiso con la educación y el bienestar, pero de la concreta experiencia nacieron, en diferentes partes del mundo, verdaderas aldeas, cada una con características únicas, pero unidas por la característica de ser comunidades más amplias. 

En Chalna, un pueblito cerca de Khulna, Bangladesh, existe una aldea misionera de la Comunidad, que da a los niños la posibilidad de jugar libremente en el patio sin peligro. En la aldea se encuentran 3 casas familia y 7 casas de acogida para niños y personas en dificultad, con discapacidad, huérfanos, o en condiciones familiares pésimas, que requieren de un ambiente sano, protegido y familiar donde vivir; también hay algunas familias que necesitan de apoyo por distintas razones, por lo que hemos decidido incluirlos al interior de la aldea y darles la oportunidad de una gestión autónoma como familia pero apoyados y acompañados por nosotros.

También dirigido a las familias es el "Villaggio della Gioia" (la Aldea de la Alegría) de Forlí, inaugurado en 2009: al día de hoy se han realizado 3 casas familia con tres departamentos anexos, y está en camino la realización de seis nuevos departamentos para familias en dificultad. La prioridad es la de acoger a todo el núcleo familiar para evitar el alejamiento de los niños e iniciar caminos de tipo educativo y psicológico para apoyar a los padres. Pueden ser familias de madre e hijos o comprender ambos padres, con problemáticas de diferente tipo (pobreza, problemas de relación en el matrimonio, carencias educativas) siempre que no haya riesgo para el menor. Para hacer efectiva la intervención, además de charlas con especialistas, se incluyen momentos de compartir la vida con los miembros de la Comunidad que han elegido vivir en la aldea con sus hijos  biológicos y regenerados en el amor.


También el “Villaggio della Carità” (la Aldea de la Caridad), en San Rocco Castagnaretta (CN), ofrece hospitalidad y apoyo a familias en dificultad y a personas desfavorecidas o con discapacidad medio/leve, creando para ellos un ambiente familiar de mutua ayuda. Viven aquí 4 casas familia y 2 familias abiertas, que se encargan de dos departamentos independientes que albergan a personas con discapacidad medio/leve que – gracias a la colaboración de la cooperativa social “Il Ramo” y de los servicios sociales – reciben una atención personalizada. Por último, hay un departamento para matrimonios jóvenes que quieren experimentar el compartir.

En Boceda de Mulazzo (MS) opera el “Villaggio dell'Accoglienza” (Aldea de la Acogida), donde 3 casas familia de la comunidad se reunieron para dar vida a un centro de acogida para adultos y a varios talleres terapéuticos, donde se realizan productos de la cadena de producción de la miel. Colaborando con la cooperativa social “Il Pungiglione”, se realizaron recorridos de recuperación personal, reintegración social y capacitación laboral para personas acogidas que vivieron experiencias dramáticas tales como la cárcel o la esclavitud impuesta por el racket de la prostitución.

Done Ahora

Latest news
Iscriviti alla Newsletter IOCON
register
Desidero ricevere vostre comunicazioni e richieste personalizzate via email. Informativa Privacy

Loading…